Museo de Paleontología Egidio Feruglio.

Un grupo de niños visita el museo. Seguramente, una experiencia inolvidable. Fotografía: gentileza Museo Egidio Feruglio.

La Patagonia es un punto de atracción turística internacional y entre los tópicos que la distinguen se encuentra su riqueza paleontológica. Varios “embajadores” transitan espacios jerarquizantes del mundo con este origen, nos referimos a las réplicas del Titanosaurio -el bautizado Patagotitan mayorum-, la especie de dinosaurios herbívoros más grande hasta aquí conocida en nuestro planeta, descubierto en el año 2012 en nuestro territorio austral; réplicas realizadas en los talleres del Museo Paleontológico Egidio Feruglio (Mef) que cautivan públicos diversos en prestigiosos museos, como el Americano de Historia Natural de Nueva York y el Field Museum de Chicago. 


Millones de visitantes se sorprenden con estas monumentales réplicas de 40 metros de largo y unos 9 metros de alto -esta especie en vida alcanzaban las 70 toneladas de peso-, pero en la ciudad de Trelew, a tan pocos kilómetros de Puerto Madryn y su fauna marina de excepción -famosa por sus avistajes de ballenas y por las temporadas de orcas y pingüinos-, el Mef exhibe buena parte de su esqueleto original, los huesos que sus científicos le extrajeron a la meseta patagónica luego de estar allí depositados por unos cien millones de años. Y aquel gigante no está solo, allí mismo resulta posible ver otro monarca extinguido en la noche de los tiempos, el Giganotosaurus carolinii, el mayor dinosaurio carnívoro del mundo, también localizado en esta singular geografía; para dimensionarlo digamos que aún es más grande que el famoso Tyrannosaurus rex del hemisferio norte. 



El Giganotosaurus abre la boca y todo se empequeñece. Fotografía: gentileza Museo Egidio Feruglio. 



Un verdadero orgullo nacional, el Museo Paleontológico Egidio Feruglio nació como institución privada en las postrimerías de la década de 1980 -lo hizo en la instalaciones de una mueblería en desuso, siempre en la ciudad de Trelew- impulsado desde sus orígenes por su fundador y actual director, el científico Rubén Cúneo. Poco menos de diez años más tarde fue trasladado a su actual sede, la que ahora mismo se empeñan en duplicar en su superficie total y triplicar en cuanto al espacio de las salas de exhibición, una proeza increíble para nuestro país, y tan alejado de Buenos Aires… Para dimensionar el nuevo edificio, advertimos que el espacio de exposiciones hoy es de 600 m2 y además posee áreas para investigación, laboratorios, biblioteca, taller de reparación de fósiles y para el público, microcine, patio de compras y confitería.


Además, desde el museo se puede participar en una visita guiada al Parque paleontológico Bryn Gwyn, ubicado en la margen sur del río Chubut, un paraje rico en restos fósiles de 40 millones de años que ofrece la posibilidad de apreciar aquellos testimonios bajo el control de los guías. Y digámoslo con énfasis, el Mef no es sólo un museo, sino además un centro de investigación científica de prestigio internacional.


¿Conocía este atractivo museo? Le aseguramos que lo disfrutará a pleno, y como un simple adelanto le proponemos este video, donde advertirá la base científica que le da sentido a todo su desarrollo museográfico. Ver video 


Avda. Fontana 140. Trelew. Provincia de Chubut. Argentina.



¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales